Noticias del club

De Roberto a Roberto…

Hola a tod@s:

Tras las Asamblea del Club en la que se presentaron las dimisiones de Manu, Roberto y Nidia, recibí una llamada de Roberto Sotomayor en la que me decía que había escrito una carta para Roberto Ustarroz , para que si me parecía bien  la colgara en esta web.

Creo que retrata muy bien  la personalidad de Roberto, que sin gustarle el figureo  siempre ha estado ahí. Así que aquí la tenéis

DSCN3824 Robertos

 

Conocí a Roberto aquel verano de 2009, durante los Cptos de España absolutos que ese verano se celebraban en el Estadio de Montjuic, en Barcelona. Lo conocí gracias a mi amigo y por entonces compañero de entrenamientos Víctor Benito. Ya llevaba meses hablándome de su Club, por entonces Scania Pamplona, y de lo que sería fichar con ellos. Por aquel entonces yo militaba en la UPV, era mi tercera temporada y había logrado varias victorias en División de Honor, además, los dos últimos años los había compartido con mi amigo Víctor Sánchez, a quien yo había traído a la UPV muy recomendado. Fueron dos años de triunfos y de buenos resultados en Ligas.

Mi encuentro con Roberto Ustarroz fue muy bueno. Enseguida tuvimos buena sintonía. Yo, que siempre he sido un atleta de club, buscaba aires nuevos, y encontrarme realmente cómodo en un club nuevo. Desde mi salida del Airtel en 2003, pasé por AD Marathon, y por la UPV. Los años en el club madrileño fueron sin pena ni gloria, y una fascitis me hizo salir por la puerta de atrás del equipo. Jesús Rubianes me acogió en la UPV cuando nadie me quería. Fue gracias a este equipo cuando tuve una segunda oportunidad en Ligas de división de Honor. Pero realmente quien confió y apostó muy duro por mí fue Roberto en el Pamplona. No se lo puse fácil. Sólo le puse una condición para fichar por Pamplona: mi amigo Víctor Sánchez tenía que venirse conmigo. Sé que Roberto hizo un gran esfuerzo para poder ficharnos a los dos, y ese esfuerzo se vio recompensado en forma de carreras increíbles y triunfos maravillosos. No fue fácil. En nuestra primera aparición como atletas del Pamplona en el Cpto navarro de cross corto en 2010, tuvimos una actuación paupérrima. Me consta que a Roberto le llegaron las críticas. Pero siempre fue fiel a su decisión y ese mismo verano nos desquitamos ganando las carreras en Ligas.

Quizás muchos de los que hoy leen esto no se acuerden, pero durante varios años Sánchez y yo conformábamos un tándem letal en la prueba de 3000ml. Lo más importante, no era esto, sino que habíamos  logrado encontrar (por lo menos yo) nuestro sitio en un club. Aun siendo de Madrid, sentía este equipo año tras año, como algo mío. No quería sino renovar año tras año con el Pamplona. Y aquí he de recordar la figura de Francis que tanto hizo también por nosotros. Mi relación con Roberto se estrechó tanto que comencé a recomendar fichajes nuevos para el Club. Aquel año fichamos para el club a varios atletas madrileños (Joaquin Torres en Obst, y Victor Seco en 800).

 

No todo fue de color azul. 3 años después, pasé por una crisis. Víctor Sánchez, con el que viví todos y cada uno de mis cptos de España y Ligas, decidió dejar el atletismo. Además, sufrí una grave lesión de Aquiles que me tuvo todo el año mermado. Aún con todo, Roberto nunca dejó de creer en mí. Aún recuerdo una primera Liga en Galicia, en donde acabé último con 9.12. Para mí, aquello fue un palo enorme. Hundido, Roberto siempre tuvo palabras para mí. No quería que me convocaran para la segunda jornada, pero Roberto siempre creyó que yo iba para arriba. En la segunda jornada en Barcelona, aun haciendo mejor tiempo, volví a sufrir otra derrota dolorosa. El Club volvería a jugársela en la fase de descenso. Y una vez más, Roberto volvió a convocarme. No me preguntéis cómo, pero ese día sabía que nos jugábamos mucho. Aquella victoria fue muy especial. Corrí como nunca, y aún recuerdo aquella última recta con un Roberto enloquecido y yo dedicándole ese triunfo. Qué momento más bonito. Quise ir corriendo nada más terminar a darle un abrazo. Hay abrazos que no se olvidan. Ese fue uno de ellos. Fue él quien me rescató de una temporada aciaga  e infernal.

 

Con el transcurso de los años he seguido dando lo mejor de mí mismo en cada Liga. Todavía recuerdo (cuando el formato de la Liga era distinto y la fase de descenso era de 4 equipos) una última liga por la permanencia en Larrabide. El estadio, esa tarde, estaba a reventar. El Pamplona estaba en una situación muy delicada, y la clasificación estaba muy apretada. Los chicos del 1500 tuvieron una caída en la última recta y las cosas se ponían casi imposibles. Dependíamos del 3000Obs, 3000ml y los relevos. En los Obstáculos otra caída de uno de los nuestros. Víctor y yo mirábamos atónitos desde el interior de la pista interior lo que estaba sucediendo ahí fuera. Entonces llegó Roberto, con una cara de preocupación que pocas veces se le veía. Nos dijo: “dependemos de vosotros”. Miré a Víctor, me sonreí y le dije “cómo te gustan las ligas eh?”. Sabíamos y éramos conscientes de que esa carrera dependía el quedarnos o no en División de Honor. Yo ya empezaba a estar acostumbrado a estas presiones (con la UPV era la tónica general) y en una vez en la pista me templé mucho. Hay carreras que tampoco se olvidan nunca. He corrido muchas veces en Larrabide, pero ese día fue especial. Primero y segundo, y una última recta inolvidable con toda la gente empujando en la grada. Aquel día la felicidad de Rober era increíble. Qué tiempos.

 

Los años pasaron y Roberto pasó a ser el tesorero del club. Francis dejó la presidencia y vino Manolo Quijera que dio un cambio al club haciéndolo muy competitivo, incluso luchando por un pódium en Copa del Rey. Nos vamos a acordar mucho también de ti Manolo, GRACIAS por darme esa oportunidad en el equipo.

Yo me hacía mayor pero siempre apostaron por mí. La gente joven venía pisando fuerte y la exigencia de estar en el equipo titular era mayor. Pero mi compromiso con el Club siempre fue, es y será infinita. Sólo quería seguir corriendo Ligas. Seguí colaborando con el Club en forma de fichajes nuevos: Enrique Sánchez, Saúl Martínez, Pablo Valladares, Lauran Benguría, Juan de Blanca… Mis últimos años han sido duros, pero gratificantes. Mi última  victoria en Liga fue en 2015 en Zaragoza. Al llegar al autobús del equipo, Ignacio me miró y me dijo: “he escrito a Rober y no se lo creía”. Al coger mi móvil, un mensaje de Roberto “nunca te rindes”. Sonreí y le dije que me había acordado mucho de él en la carrera. Ese día no estaba en las gradas, pero Roberto siempre ha estado de una forma u otra.  Después de aquella victoria han llegado más cosas: actuaciones en Copa del Rey, y más ligas (aunque ya sin victorias, la edad no perdona). Portar esta camiseta es una de las cosas que con más orgullo llevo. Incluso en mi último cpto de España absoluto, en mi ciudad Madrid, y rodeado de mi gente.

 

Mi viaje durante estos últimos 10 años ha sido maravilloso. No puedo sino dar públicamente las gracias a una persona que se ha convertido en un gran amigo. Anoche leía la noticia de su dimisión en el cargo y me puse a recodar todos estos años. Ayer le llamé, nos echamos buenas risas recordando situaciones y anécdotas. Me pregunto en qué andaba, y yo le contesté: “Pues Rober, no te lo vas a creer, pero me propuesto una cosa, quiero volver a correr una Liga a mis 42 años”. Y Rober, como siempre, me contestó: “nunca te rindes cabrón”. Si lo consigo, como siempre, se lo dedicaré.

 

Gracias por todo amigo mío.  Y gracias por todo lo que has hecho por un Club que te debe mucho.

IMG_0005
Anterior

ASAMBLEA GENERAL CON DESPEDIDAS...

Downloads3
Siguiente

Gran actuación de nuestros atletas en el Trofeo Espada Toledana Marcha y Cross